• Sí! Comunicación Creativa

El Storytelling, emociones y sensaciones que crean nuevas actitudes y necesidades.


Una vez nos encontramos frente a un Cliente que, con todas sus emociones y sensaciones, había emprendido un negocio de diseño, fábrica y venta de carteras.

Pero estas emociones y sensaciones no estaban plasmadas en su comunicación, eran carteras: más lindas, más grandes, más originales, más cómodas, pero carteras al fin. Y carteras hay muchas, para todos los gustos y tamaños de billetera.

Cuando tuvimos nuestra primer reunión, le preguntamos cómo empezó todo esto y resultó ser que fue de niña, en un cuaderno de tapas duras (esos del cole, forrados en papel araña) que comenzó a dibujar (o soñar?) carteras…

Teníamos que plantear su estrategia de marketing y de comunicación, y ya sabemos que los mensajes unidireccionales por medios de comunicación tradicionales no son eficientes, ahora se trata de conectar con los clientes, de crearles una necesidad y así tratar de satisfacerlos con el producto/servicio que estemos ofreciendo. Y empezamos por su Storytellin

Y en esta conexión queremos vincularnos con el cliente emocionalmente, logrando incluirnos en su entorno más cercano, en su cotidianeidad, convirtiéndonos en su compañía y así, conquistarlo para que nos necesite y nos deje meternos en su mente.

Para conseguirlo, lo mejor y más efectivo es crearle algo más que una experiencia de usuario satisfactoria, es vincular el producto a un recuerdo o sensación que le traiga emociones positivas, y a través de una historia es la mejor forma de hacerlo.

Así nace el Storytelling, que como dijo Christian Salmon, es “la máquina de fabricar historias y formatear las mentes”. Y de esto se trata, de crear nuevas actitudes y necesidades en los clientes a través de historias que puedan recordar fácilmente y sentirse identificados con nosotros.

Cuando hacemos un Storytelling, estamos creando una historia basada en un tema tan importante y particular, como son los universales: la infancia y la adultez, la vida y la muerte, el amor y el odio, todas dualidades presentes en el andar diario. Pero lo importante es que estos temas estén integrados y modelados con hechos relevantes de algún momento de nuestras vidas.

La estructura de un Storytelling tiene que ser bien definida, como en un cuento: un comienzo, un desarrollo y un final, una historia coherente pero con tintes de realidad, un protagonista que permita la identificación de nuestros clientes, debe ser fácil de recordar (para poder contarla a otros) y lo más importante: tiene que reflejar la propia personalidad de la marca. Por eso es ideal que sea en primera persona, así es el protagonista el que cuenta su propia historia, su propia experiencia, ese relato que dice quiénes somos, cómo nos sentimos y nos vincula directo con el Cliente a través de su intelectualidad pero más aún, de sus emociones.

Les dejamos un mail recibido de UBER, el cual no es un Storytelling, pero es un ejemplo perfecto de como se puede apelar de manera ideal a las emociones y sensaciones para lograr algo más que una venta, un retorno a una marca luego de experiencias de usuario negativas.

Que lo disfruten!

¡Empecemos de nuevo!

Hola Agustina,

¿Te acordás cómo empezó todo entre nosotros?

Nos conocimos el otoño pasado, llenos de expectativas y con muchas ganas de arrancar algo serio. Un 13 de septiembre de 2016 nos llamaste y ahí estuvimos, tal y como te lo habías imaginado. Nuestra primera cita fue soñada, te dimos caramelos, o una botellita de agua y vos creías que esta relación tenía futuro. Estabas listo para dar el próximo paso.

Y ahí nomás algo pasó. Tu tarjeta se puso celosa de lo nuestro y nos impidió seguir adelante. Nos whatsappeabas, y te clavábamos el visto. Nos arrobabas en Twitter, y las respuestas llegaban vacías. No estuvimos ahí para vos. Algo que parecía tan promisorio, se rompió antes de empezar.

Hoy todo cambia. Creemos en las segundas oportunidades, queremos volver a empezar y a construir nuestra relación nuevamente. Queremos estar ahí para vos cuando llueve, cuando decidiste tomar unas copas en una comida con amigos y cada otra vez que nos necesites. Por eso, a partir de hoy te ofrecemos la posibilidad de que pagues tu último viaje al momento de solicitar el próximo, en efectivo.

Simplemente, al momento de solicitar un próximo viaje elegí la opción 'Paga en efectivo al próximo conductor' y el valor adeudado se te sumará al de tu próximo viaje. Además, para que sepas que esta vez queremos algo serio, te regalamos $100 de descuento en tu próximo viaje (válido hasta fin de febrero). Cargá el código XXXXXXXXXXXXXXXXX

Empecemos de nuevo. Te prometemos que esta vez va a ser diferente.

UBER


+54 11 (15) 2518-2223      |      +54 11 (15) 3196-1910

© 2016 Sí! Comunicación Creativa.