• Sí! Comunicación Creativa

Elige tu propia aventura

Emprender es, por definición, un acto de valentía. Y emprendedor es aquel que descubre e identifica una oportunidad, toma riesgos tanto económicos como emocionales, y comienza un negocio propio con el objetivo de obtener ganancias. ¡Un acto total de valentía!


Siguiendo la definición del diccionario de lo que es un emprendedor o emprendedora que dice: adjetivo [persona] Que tiene decisión e iniciativa para realizar acciones que son difíciles o entrañan algún riesgo podemos estar seguros que todos somos emprendedores: aprendimos a caminar, generamos vínculos, elegimos una carrera, un trabajo y, todo ello, movidos por un deseo para lo cual iniciamos una acción y corrimos riesgos para lograrlo.


De aquí la pregunta ¿un emprendedor nace o se hace?: ¡ambos! Nacemos, y como todo en la vida, necesita entrenamiento, perfeccionamiento y herramientas para hacerlo con éxito.


Es importante diferenciar que no todo emprendedor es empresario. El emprendedor es quien convierte su pasión personal (y no solo el deseo de obtener ganancias) en iniciativas sustentables y lucrativas de un negocio. Aquel que elige lanzarse a inaugurar proyectos viables, donde prima su compromiso con el deseo personal, el esfuerzo y la visión de negocio.


Como todo, emprender tiene sus pros y sus contras, la propuesta es enfocarnos en porqué sí hay que emprender:

  • Para nunca arrepentirse de lo que no hiciste…. Siempre es preferible arrepentirse de lo que intentamos, no quedarnos con la sensación de haber dejado pasar algo que podría habernos hecho felices, conformes con nosotros mismos y, obviamente, una oportunidad de generar impacto en los demás y rentabilidad propia.

  • Porque es el mejor aprendizaje que existe. Ninguna de las más importantes universidades puede enseñarte tanto como tu propia experiencia. Sea con éxito o con fracaso, lo aprendido es una ganancia en sí misma. Ya sabremos los sí y los no, para implementarlos en otros emprendimientos de nuestra vida.

  • Poder descubrir oportunidades. Los cambios acelerados de estos tiempos abren nuevos escenarios, nuevas necesidades, nuevos problemas… la tecnología, las distintas generaciones, un mar de oportunidades listas para ser vistas y convertirlas en la plataforma para innovar.

  • Porque siempre es el momento. No importa la edad, en los millenials la energía es infinita, pero en los de más de 40 la experiencia, madurez e inteligencia emocional son los pilares de este tipo de procesos. Un emprendimiento es un proyecto con vida y solo entiende de capacidades y pasiones, no de edades.

  • Para que seas el único protagonista de tu realización personal y profesional. A la vez que comienzas con tu emprendimiento, sos el verdadero responsable de hasta dónde queres llegar. Aquí hay flexibilidad, innovación, motivación y, sobre todo, pasión. Sos quien, en definitiva, elige su propio camino y su propio estilo para desarrollar esas ideas que te pertenecen.

En resumen, si tenes una buena idea, una solución, siempre que sea con innovación, no dejes de intentarlo. Animarse a crear tu propia aventura tiene todos los ingredientes menos la seguridad, pero está llena de realización, gratificación, excitación… no te arrepientas de haber dejado pasar ese instante de inspiración.

+54 11 (15) 2518-2223      |      +54 11 (15) 3196-1910

© 2016 Sí! Comunicación Creativa.